CAMILLE CLAUDEL- A la sombra de Augusto Rodin

Camille Claudel (Aisne 1864 – Montdevergues 1943); escultora francesa

Augusto Rodin eclipsó su talento, pero sin ese destructivo encuentro hubiera sido ignorada,  por ser una mujer. Una de las primeras escultoras algo conocidas.

camille-claudel

Se dice que su relación fue una historia de amor, pero fue una historia del horror, una fábula que se repite incansable, la admiración por el maestro- superego y el deseo vampírico del mismo, que devora la frescura y se nutre de sus dones y destruye lo que aborrece y envidia, la creatividad, la libertad, los sentimientos, la generosidad , dejando solo la desolación.


“…no quede yo para siempre en esta nada con barrotes que es la prisión de locos, donde mi madre y todos ustedes me han confinado, por haber tratado de ser Camille y mujer, Camille y artista, Camille y amante y libre.”


¿Dónde dejamos las palabras que una vez

sakountala

sakountala ou L'Abandon ou Vertumne et Pomone (1886-1905)

levantamos con barro y madera?

¿Quién puede quebrarlas ahora que el otoño
revienta en los campos
y se oxidan los ríos y los árboles con otro
fuego más profundo?
Hay algo de ese fuego en los muros del manicomio.

Hay mucha tristeza en esa fuente que mana
el agua del olvido,
no la fuente que vi en tus ojos cuando me besaste
y yo me ahogaba.

No creo que otro monólogo pueda decirlo,
no esa misma soledad embriagando

el delirio de estos colores.

Dejo el cielo junto a los jardines de Francia,

en aquellos ojos tristes que me ven
cuando quiebro el horror que te hizo bello.

L´Age murou. La Destinée ou Le Chemin de la vie ou La Fatalité (1894-1900)

¡Oh Rodin! La muchacha en llamas se está despidiendo.

¿Cómo sabías que había gente dentro de esa gran piedra blanca?,

me preguntó un niño que me vio llorar

con su lindo gato en los brazos.

No sé lo que ocurrirá después,
no conozco otro infierno donde pueda esculpir tu rostro
sin que tu ambigua mente de piedra me haga daño

C.

buste-rodin por camille

buste-rodin por camille

“Se me reprocha, (¡espantoso crimen!)  haber vencido todo yo sola…”

“Necesito ver a alguna persona que sea amiga”.

Fragmentos de sus cartas:

Año 1927

Mi pequeño Paul:

homme-penche

…Hoy hace catorce años que tuve la desagradable sorpresa de ver en mi taller a dos esbirros armados con casco,

botas, amenazantes Triste sorpresa para un artista; en lugar de una recompensa ¡He aquí lo que me ocurre!

Soy yo la que arribó a esta infinita grisura

Tu hermana en el exilio.

Año 1920

“Hoy 3 (sic) de marzo es el aniversario de mi arresto en Ville-Evrard, 7 años…, 7 de hacer penitencia en los asilos de alienados. Después de apoderarse de la obra de toda mi vida, ellos me obligan a hacer años de prisión, los mismos que ellos habrían merecido.”

Año 1927

“Este no es mi lugar, en medio de todo esto, debo retirarme de este ambiente; después de 14 años, hoy llevo una vida igual, yo reclamo la libertad a grandes gritos…”

“Sin duda usted ya ha escuchado hablar de mis aventuras funambulescas y de lo que luego resultó de ellas. Para terminar, fui secuestrada por un ciclón junto con mi taller, pero, por un singular efecto del tornado, mis cascajos resbalaron directamente al bolsillo de Rodin y sus consortes, mientras que mi desafortunada persona se vio transportada delicadamente a un recinto enrejado en compañía de muchos alienados. Hago lo posible por figurar de manera honorable en esta amable corporación: ¡No lo hago demasiado mal! Si usted quiere comprobar por sí misma lo que ocurre no tiene más que tomar el Metro hasta Saint-Mandé y luego el tranvía de Saint-Mandé a Ville-Évrard (Sanatorio especial). La espero detrás de la reja”.

Chienne rongeant un os (v. 1893)

Chienne rongeant un os (v. 1893)

Año 1930

Querido Paul,

Hoy, 3 de marzo, es el aniversario de mi secuestro enVille-Evrard: hace 17 años que Rodin y los marchantes de obras de arte me enviaron a hacer penitencia a los asilos psiquiátricos. Después de apoderarse de la obra de toda mi vida sirviéndose de B. para ejecutar su siniestro proyecto me hicieron cumplir años de prisión que bien se merecerían ellos. B. no era más que un agente del que se sirvieron para tenerte al margen y utilizarte para dar este audaz golpe que salió tal y como habían planeado gracias a tu credulidad y a la de mamá y de Louise. No olvides que la mujer de B. es una antigua modelo de Rodin: ahora ves la maquinación de que fui objeto. ¡Qué bonito! ¡todos aquellos millonarios lanzándose contra una artista indefensa! ya que los señores que colaboraronen tan buena acción son todos más de 40 veces millonarios.

¡Parece que mi pobre taller, algunos pobres muebles, algunos útiles construidos por mí misma, mi pobre menaje todavía excitaban su codicia! Como la imaginación, el sentimiento, lo nuevo, lo imprevisto que surge de un espíritu desarrollado es algo que les está vedado, cerrados de mollera, cerebros obtusos, eternamente ciegos a la luz, les hace falta alguien que les

provea.

camille claudel

Ellos lo decían: “nos servimos de una alucinada para encontrar los temas”.
Tendría que haber al menos algunos estómagos agradecidos que supieran compensar a la pobre mujer a la que despojaron de su genio: ¡no! ¡una casa de locos! ¡ni siquiera el derecho a tener mi propia casa!…

Parece que el principal beneficiario de mi taller es el señor Hébrard, editor de obras de arte, calle Royale. Allí se precipitaron todos mis bocetos (más de 300). Parece que ya unos años antes de mi marcha de París, los bocetos que hacía en Villeneuve tomaban el camino de su casa (por qué milagro? Dios sabe) Los encontré en su casa copiados en bronce y firmados por otros artistas: “¡Es realmente excesivo!…¡Y condenarme a prisión perpetua para que no reclame!

Todo esto sale en el fondo del cerebro diabólico de Rodin. Sólo tenía una idea, que cuando él muriera yo podría alzar el vuelo como artista y llegar a ser más que él: era preciso que consiguiera tenerme entre sus garras después de su muerte igual que en vida. Era preciso que yo fuera desgraciada muerto él igual que vivo. Él lo consiguió en todo punto, pues soy desgraciada, yo lo sé. Y me perjudico de esta esclavitud.
¡Puede que no te importe mucho pero lo soy!
(…)
Estoy muy aburrida de esta esclavitud.

Me gustaría mucho estar en mi casa y cerrar bien la puerta.

No sé si podré realizar este sueño, estar en mi casa.
(…)
No tengo noticias de tus hijos.
Muchos saludos para ti y tu familia.

C.

Camille Claudel en el manicomio de Montdevergues

Camille- taller

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre las dos fotos, toda una vida violentada por intereses ajenos.

___________________________

__________________________



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s